El polémico videoclip de Carlos Vives, titulado “Mañana”, no obtuvo el resultado esperado a un año de haber sido estrenado y tras la polémica que generó por el pago de US$ 1 millón por parte de PromPerú a la disquera Sony Music.

El video musical fue grabado en distintos lugares de la ciudad de Lima con la finalidad de mostrar los atractivos de la capital peruana al mundo entero. PromPerú había estimado que, tras su lanzamiento, se generaran ingresos de hasta US$ 16 millones en el sector turismo durante el primer año.

El organismo estatal había proyectado que, por cada millón de vistas, un promedio de 80 extranjeros visitaría el país. Sin embargo, el videoclip lleva poco menos de 22 millones de reproducciones, una cifra que no representa ni el 10% de lo estimado por PromPerú.

Al respecto, PromPerú culpó el fracaso del proyecto al “ruido y las denuncias” que surgieron en torno al video musical.